Buscar
  • Violeta Flor

Hoy les quiero compartir un poema.

Algunas amistades son eternas – Pablo Neruda Algunas veces encuentras en la vida una amistad especial: ese alguien que al entrar en tu vida la cambia por completo. Ese alguien que te hace reír sin cesar; ese alguien que te hace creer que en el mundo existen realmente cosas buenas. Ese alguien que te convence de que hay una puerta lista para que tú la abras. Esa es una amistad eterna. Cuando estás triste y el mundo parece oscuro y vacío, esa amistad eterna levanta tu ánimo y hace que ese mundo oscuro y vacío de repente parezca brillante y pleno. Tu amistad eterna te ayuda en los momentos difíciles, tristes, y de gran confusión. Si te alejas, tu amistad eterna te sigue. Si pierdes el camino, tu amistad eterna te guía y te alegra. Tu amistad eterna te lleva de la mano y te dice que todo va a salir bien. Si tú encuentras tal amistad te sientes feliz y lleno de gozo porque no tienes nada de qué preocuparte. Tienes una amistad para toda la vida, ya que una amistad eterna no tiene fin. Franca, cristalina – Rubén Darío Franca, cristalina, alma sororal, entre la neblina de mi dolor y de mi mal! Alma pura, alma franca, alma obscura y tan blanca… Sé conmigo un amigo, sé lo que debes ser, lo que Dios te propuso, la ternura y el huso, con el grano de trigo y la copa de vino, y el arrullo sincero y el trino, a la hora y a tiempo. ¡A la hora del alba y de la tarde, al despertar y del soñar y el beso! Alma sororal y obscura, con tus cantos de España, que te juntas a mi vida rara, y a mi soñar difuso, y a mi soberbia lira, con tu rueca y tu huso, ante mi bella mentira, ante Verlaine y Hugo, ¡tú que vienes de campos remotos y ocultos! ¿Y tú, que otros poemas de amistad conoces? Antonio MachadoJorge Luis BorgesJulio CortázarMario BenedettiPablo NerudaPoemas AmigosPoemas De Amistad

  • DIRECTORIO

  • AVISO DE PRIVACIDAD

Copyright ©2021 Freim TV

T e g g e r







0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Lecciones de vida.

En la escuela no me hablaron de la luna y sus fases, de la tierra y sus ciclos, no me hablaron de la muerte como nacimiento, no me hablaron de la sexualidad como sagrada, no me hablaron del cuerpo com